Siempre hemos vivido en la miseria, y nos acomodaremos a ella por algún tiempo. Pero no olvide que los obreros son los únicos productores de riqueza. Somos nosotros, los obreros, los que hacemos marchar las máquinas en las industrias, los que extraemos el carbón y los minerales de las minas, los que construimos ciudades…¿Por qué no vamos, pues, a construir y aún en mejores condiciones para reemplazar lo destruido? Las ruinas no nos dan miedo. Sabemos que no vamos a heredar nada más que ruinas, porque la burguesía tratará de arruinar el mundo en la última fase de su historia. Pero -le repito- a nosotros no nos dan miedo las ruinas, porque llevamos un mundo nuevo en nuestros corazones. Ese mundo está creciendo en este instante.

B. DURRUTI

miércoles, enero 27, 2010

HAN DESFEDERADO A MOTRIL


HAN DESFEDERADO A MOTRIL

El Sindicato de Oficios Varios de Motril ha sido expulsado: con esta nefasta decisión, se acaba de pisotear una vez más la verdad y la justicia y se escribe una página más, en el oscuro libro de los despropósitos y de las infamias.
Este sindicato compuesto por un grupo de íntegros y admirables compañeros, que durante muchos años con su denodado esfuerzo han dado ejemplo de como hacer un sindicato, para la defensa de la clase obrera y para la grandeza de la CNT. A ellos como a otros muchos, la dedicación a nuestra amada organización y a nuestras ideas libertarias les ha costado mucho tiempo y dinero, que han puesto generosamente de su bolsillo, restándolo de sus precarias economías personales y familiares; pero no obstante lo hacían con gusto porque creen en las ideas anarcosindicalistas y en la CNT, ellos nunca han recibido un euro para dietas, ni viajes pagados en AVE, todo lo han puesto siempre de su parte, como hacen los verdaderos militantes.
Pero han cometido un grave e imperdonable error: creer ingenuamente que con la verdad por delante se podía ir a cualquier sitio, eso será en otro lugar, desde luego en la CNT hoy día no está permitido.
Es incomprensible que una organización tan legendaria y cargada de historia y heroísmo como la CNT, se vea manipulada por una banda de demagogos de poca monta, y tristemente sometida por un contubernio de trileros, que se amparan en la falsedad sistemática, en el fraude, y en la compra y venta de votos.
De un tiempo hasta esta parte, se ha impuesto en la Confederación, la ley del silencio, bajo la espada de Damocles, de ser expulsados por hacer acusación sin pruebas, que como todos sabemos es causa ineludible de expulsión, esta, en otro tiempo, honorable norma, hoy día la han pervertido hasta extremos inimaginables; porque ni las pruebas más evidentes, ni las certezas más palpables, ni la fuerza de la razón misma, sirven absolutamente para nada, ante la sinrazón del voto; un voto que no respeta la razón y pervierte las ideas, un voto que no respeta los principios anarcosindicalistas ni los acuerdos congresuales, un voto que no representa a la mayoría real, sino a quienes quieren imponer sus tesis reformistas, por medio de manipulaciones, y si es preciso comprando votos a diestro y siniestro.
Es cierto que no se deberían hacer acusaciones sin pruebas, y respetar siempre el cause orgánico; pero cuando alguien hace una acusación porque considera que tiene razones para hacerla, no se puede a priori, dar por sentado que es falsa, y desde luego tiene que tener derecho ha poder demostrar la veracidad o no, de sus afirmaciones. Cuando a un sindicato se le cierra la vía de la tramitación orgánica por decisión ejecutiva de un comité, debe tener derecho a comunicarse con los demás sindicatos, por los medios que estime oportunos, y además se le deben pedir responsabilidades a dicho comité; lo que no es admisible de ninguna de las maneras, es que se utilice, lo de acusación sin pruebas y lo del cause orgánico, como una trampa para poder echar a la calle al todo aquel que se atreva a hablar, a criticar sin pruebas o con pruebas, y con la seguridad de que estas, nunca serán analizadas ni comprobadas, sino que siempre serán rechazadas por la simple dictadura del voto.
Curiosamente algunos no dudan hipócritamente, en rasgarse las vestiduras, cuando alguien se sale del cause orgánico por muchas razones que tenga, mientras mantienen un silencio sepulcral ante las innumerables irregularidades que se están dando principalmente en Andalucía:
Afiliados a CNT que participan en comités de empresas en la CNT de Sevilla.
Creación de sindicatos paralelos para presentarse a las elecciones sindicales (SAC), al que desde CNT se le elaboran sus estatutos y se les apoya económicamente y se les cede locales.
Sindicatos que cotizan más de la afiliación real para tener más votos al nivel regional.
Falsificación de actas de sindicatos inexistentes.
Amenazas y agresiones, etc.
Por último expulsar a todo aquel que se atreva denunciar tales irregularidades, como ha pasado con el Sindicato de Oficios Varios de Motril, que ha sido vilmente desfederado por alzar la voz.
Es cierto que si tenemos que tomar acuerdos estos deben ser respaldados por la mayoría, pero no es menos cierto, que esa mayoría tiene que ser verdadera y no consecuencia de artimañas de ninguna clase, y además para tener verdadera legitimidad tiene que estar basada también en la fuerza da la razón; pero cuando una y otra vez, se aprueban cosas por un estrecho margen de votos, y con la frontal oposición de la otra mitad, es síntoma de que algo no funciona, más aun, cuando se supone que todos somos partidarios del mismo ideal, si esto así, no se explica tanta hostilidad, a menos que, tal vez, esté aleteando a nuestro alrededor el sindicalismo político.
Los verdaderos anarcosindicalistas tenemos que estar prestos a dar nuestro apoyo a esos compañeros e impedir que se materialice la sinrazón del voto y la malignidad reformista.
Nuestro deber moral nos obliga a manifestarnos en defensa de la verdad, la justicia y los principios anarcosindicalistas, tenemos que manifestarnos contra la ley del voto comprado, que los reformistas y sus acólitos nos quieren imponer.
Tenemos que manifestarnos contra una mayoría artificial y pervertida, que manipula, y acaba: mediante engaños, expulsando a los que se le oponen.


CONTRA EL REFORMISMO Y EL EJECUTIVISMO
ANARCOSINDICALISMO.


Benito Vázquez

No hay comentarios:

Publicar un comentario